En esta sección, le damos varios consejos para que su primer viaje a Barcelona sea inolvidable, desde cómo planear sus visitas hasta cómo entender y disfrutar de su ambiente nocturno más animado.

Cuándo ir: Si bien Barcelona es sensacional todo el año, especialmente a mediados de primavera y principios de otoño, son muchos los que evitan la ciudad en agosto. Esto le beneficia por partida doble: otros destinos españoles tendrán más turistas nacionales y Barcelona suele estar más tranquila que de costumbre.

Saludo: Normalmente, las mujeres se saludan con un par de besos en las mejillas y los hombres con un apretón de manos, un breve abrazo o un par de besos (aunque solo a las damas). Si dar dos besos le resulta incómodo, bastará con estrechar la mano educadamente.

Propinas: Por regla general, se suele dar una propina moderada y solo cuando el servicio lo merece. Por ejemplo, sería apropiado dar una propina de 1 € a determinado personal del hotel (botones, servicio de limpieza, etc.), mientras que a los camareros se les deja una propina del 10 % de la cuenta. A los taxistas, se les suele redondear la tarifa al alza.

Vida nocturna: Es posible que algunos turistas, en particular los procedentes de Asia y Estados Unidos, tengan que ajustar su horario al estilo de vida barcelonés. El almuerzo es la comida más contundente del día y tiene lugar entre las 13:00 y las 16:00, momento en el que el resto de la ciudad parece frenar su incesante actividad. La cena se sirve desde las 21:00 hasta las 00:00, hora a la que empiezan a llenarse los bares y discotecas para dar la bienvenida a la madrugada.

Seguridad: Barcelona es una ciudad segura y la mayoría de los visitantes no sufre ningún percance. No obstante, debe tener cuidado con los carteristas y tomar las precauciones necesarias: se recomienda que los hombres se guarden la cartera en un bolsillo delantero y que las mujeres lleven el bolso cerrado, colgado en bandolera.